Según el autor Thomas Friedman, en su libro The World is Flat, menciona que para ser competitivos en la nueva era globalizada tanto las compañías multinacionales como las pequeñas deben tener el sentido de colaboración. En el mundo plano, como bien menciona el autor en su libro, más y más negocios se llevarán a cabo a través de colaboraciones entre las compañías, por una sencilla razón, la próxima generación de creación de valor, ya sea en industrias de tecnología, mercadeo, biomedicina o manufactura, etc.,  serán tan complejas que ninguna compañía podrá realizarlo de forma independiente.

Según el Diccionario Enciclopédico Vox (2009), una multinacional se define como la entidad económica de carácter empresarial, que ejerce sus actividades de producción y distribución en diversos países. La multinacional, debido a la complejidad de hacer negocios, requiere servicios variados tanto para la administración del negocio como la operación y producción del bien o servicio a ofrecer. Por tal razón la dependencia de suplidores no necesariamente recae en empresas similares en organización sino en las cuales ofrezcan el mejor producto o servicio  para satisfacer las necesidades específicas de la empresa. Una pequeña empresa puede suplir efectivamente estas necesidades.
 
Una vez identificada la nueva oportunidad de hacer negocios con una multinacional, entonces la pequeña empresa debe planificar su introducción a este nuevo mercado. Una herramienta efectiva para el emprendedor lo es desarrollar modelos de negocios, en el cual evalúe e identifique estrategias innovadoras en todos los aspectos operacionales (técnico), gerenciales y empresariales del negocio. El modelo empresarial debe ajustarse a la naturaleza del negocio considerando los siguientes aspectos: visión del negocio a largo plazo, objetivo estratégico, estrategia organizacional, estrategia operacional, estrategia de recursos humanos, estrategia de mercadeo y estrategia de finanzas. Considerando todos estos aspectos, la empresa estará preparada para ofrecer efectivamente el producto o servicio demandado por la multinacional.

Otra herramienta efectiva para que la pequeña empresa esté lista y sea más competitiva para la multinacional, es aplicar procesos de mejoramiento continuo o calidad. Algunas herramientas específicas de calidad que la pequeña empresa puede aplicar en su operación lo son: diagramas de causa y efecto, flujogramas de procesos, histogramas, six sigma, lean process, entre otros. Teniendo este tipo de procesos en la operación podrá garantizar el cumplimiento de las órdenes efectivamente y ser altamente competitiva en la industria.

Por otro lado, en conversación con empresarios de pequeñas empresas que tienen negocios con multinacionales la experiencia es variada. Estos comentan que para que la relación tenga éxito a largo plazo, requiere una cadena de valores estrecha, donde predomine el respeto, comunicación clara, creatividad e innovación. Es decir, que las relaciones interpersonales continúan siendo de gran relevancia a la hora de hacer negocios efectivos.

Para realizar un análisis situacional de su empresa y planificar de manera estratégica su negocio,  existen los Centros de Desarrollo de Pequeñas Empresas y Tecnología (PR-SBTDC) quienes brindan asesoramiento y capacitación empresarial. Para más información puede visitar la página: www.prsbtdc.org.  

Por: Lorna Báez-Amely
Directora y Consultora de Negocios
Puerto Rico Small Business Technology Development Center

Próximos Eventos

EB_NO_UPCOMING_EVENTS